domingo, 1 de noviembre de 2015

Un cementerio bien ubicado.

Me parece increíble la cantidad de gente que se muere últimamente. Debe ser cosa de la edad, me acuerdo que de crío entre cumpleaños y cumpleaños parecía extenderse un tiempo vastísimo, toda una vida, y que la misma tierra tardaba mucho más en dar una vuelta al sol. La muerte entonces era una excepción: hoy en día la cosa ya no es así y cada vez son más los conocidos que se han ido, se van y siguen yéndose al otro barrio. La muerte en aquellos días de mi plácida infancia era algo que no iba conmigo; hoy puedo decir que en algunos atardeceres de este otoño me llega a veces inesperadamente una brisa fría que parece venir de muy muy lejos, y que me hace recordar el misterio elemental de la existencia y la muerte.

Esta mañana me he acercado al pequeño cementerio donde tengo enterrado a mi padre. Está ubicado en un bosque de pinos en una montaña al lado de un pueblecito del Baix Llobregat, en donde pasé muchos años de mi infancia. Ha cambiado todo mucho y ahora está más moderno y urbanizado. Después de poner unas cuantas flores junto a su lápida me he ido a echar un vistazo alrededor a ver si daba con algún rovelló, o níscalo por si alguien no entiende. Me parece un lugar estupendo en el que descansar: los pájaros cantan por la mañana, le da el sol de la tarde, de noche se pueden ver las estrellas, y desde allí podría ver en silencio cómo les va a los que me vengan a visitar.

Le he dicho a mi mujer que estaría bien estar enterrado allí. Pero entonces ella me ha dicho que prefiere que la quemen y la echen al mar de Castelldefels. Supongo que al final me iré a donde ella diga.

La ballade des cimetières

J'ai des tombeaux en abondance (Tengo yo tumbas en abundancia)
Des sépultur's à discrétion (Sepulturas sin límite)
Dans tout cim'tièr' d'quelque importance (En cualquier cementerio de importancia)
J'ai ma petite concession (Poseo mi pequeña concesión)
De l'humble tertre au mausolée (Desde el túmulo al mausoleo)
Avec toujours quelqu'un dedans (Con algún inquilino siempre dentro)
J'ai des p'tit's boss's plein les allées (Tengo tumbas en montículos flanqueando las avenidas)
Et je suis triste, cependant... (Y sin embargo estoy triste)

Car je n'en ai pas, et ça m'agace (Porque yo no la tengo, y eso me contraría)
Et ça défrise mon blason (Y deslustra mi blasón,)
Au cimetièr' du Montparnasse (En el cementerio de Montparnasse)
A quatre pas de ma maison (A dos pasos de casa)

J'en possède au Père-Lachaise (Los poseo en el de Père-Lachaise)
A Bagneux, à Thiais, à Pantin (En Bagneux, Thiais, y Pantin)
Et jusque, ne vous en déplaise (E incluso, que no les incomode)
Au fond du cimetièr' marin (En un cementerio en el fondo del mar)
A la vill' comme à la campagne (En la ciudad y en el campo)
Partout où l'on peut faire un trou (Por todas partes donde pueda cavar un agujero)
J'ai mêm' des tombeaux en Espagne (Tengo incluso tumbas en España)
Qu'on me jalouse peu ou prou...(Para envidia de muchos)

Mais j'n'en ai pas la moindre trace (Pero no tengo el menor rastro)
Le plus humble petit soupçon (Ni sombra de la noticia)
Au cimetièr' du Montparnasse (En el cementerio de Montparnasse)
A quatre pas de ma maison (A dos pasos de casa)

Le jour des morts, je cours, je vole (El día de difuntos corro y vuelo)
Je vais infatigablement (Voy infatigablemente)
De nécropole en nécropole (De necrópolis en necrópolis)
De pierr' tombale en monument (De lápidas a monumentos)
On m'entrevoit sous un' couronne (Se me entrevé bajo una corona)
D'immortelles à Champerret (De flores siemprevivas en Champerret)
Un peu plus tard, c'est à Charonne (Un poco más tarde, es en Charonne)
Qu'on m'aperçoit sous un cyprès... (En donde me ven bajo un ciprés)

Mais, seul, un fourbe aura l'audace (Pero solo un mentiroso tendría la audacia)
De dir' : "J'l'ai vu à l'horizon (De decir: “Yo le he tenido a la vista)
Du cimetièr' du Montparnasse (En el cementerio de Montparnasse)
A quatre pas de sa maison" (A un par de pasos de su casa”)

Devant l'château d'ma grand-tante (Frente al castillo de mi tía abuela)
La marquise de Carabas (La marquesa de Carabas)
Ma saint' famille languit d'attente (Mi buena familia languidece en la espera:)
"Mourra-t-ell', mourra-t-elle pas ?" (“¿Se muere ya, o no?”)
L'un veut son or, l'autre veut ses meubles (Uno pretende su oro, el otro sus muebles)
Qui ses bijoux, qui ses bib'lots (Quién sus joyas y quién sus baratijas)
Qui ses forêts, qui ses immeubles (Quién sus bosques y quién sus inmuebles)
Qui ses tapis, qui ses tableaux... (Quién sus tapices y quién sus cuadros)

Moi je n'implore qu'une grâce (Yo sólo imploro una única gracia)
C'est qu'ell' pass' la morte-saison (Y es que ella pase al otro mundo)
Au cimetièr' du Montparnasse (En el cementerio de Montparnasse)
A quatre pas de ma maison (A un par de pasos de casa)

Ainsi chantait, la mort dans l'âme (Así cantaba con el alma por los suelos)
Un jeune homm' de bonne tenue (Un joven bien parecido)
En train de ranimer la flamme (A punto de reanimar la llama)
Du soldat qui lui était connu (Del soldado que no le era desconocido)
Or, il advint qu'le ciel eut marr' de (Mas, sucedió que el cielo se hartó)
L'entendre parler d'ses caveaux (De tanto escucharlo hablar del agujero)
Et Dieu fit signe à la camarde (Y Dios le hizo un gesto a la muerte)
De l'expédier rue Froidevaux...(Para expedirlo por la calle Froidevaux que daba a su cementerio)

Mais les croqu'-morts, qui étaient de Chartres (Pero he aquí que los enterradores, que eran de Chartres)
Funeste erreur de livraison (En funesto error de entrega)
Menèr'nt sa dépouille à Montmartre (Llevaron sus despojos al de Montmartre)
De l'autr' côté de sa maison (Justo al otro lado de su casa)

2 comentarios:

  1. Y cuanta mas edad peor. Quiero decir la tremenda soledad en que se van quedando los sobrevivientes, ya sin amigos, ni parientes....ya ni te paran por la calle ni por teléfono a venderte cosas.

    ResponderEliminar